Implantes Dentales

Los Implantes Dentales son sustitutos artificiales de las raíces dentarias sobre los que se coloca una corona dentaria que sustituye a la parte visible del diente.

Estos implantes son pequeñas piezas de metal en forma de tornillo que se introducen en el hueso maxilar o mandibular. El metal usado es el titanio, que tiene la propiedad de ser “biocompatible”, es decir que se integra en el hueso mediante una unión firme y no provoca rechazo.

¿Cómo se coloca un implante dental?

Previamente a la colocación del implante, se hace un estudio exhaustivo del paciente, de su estado de salud general, del estado de los huesos maxilares, de su articulación mandibular y de la posibilidad de éxito del tratamiento.

Si los resultados del estudio son positivos, se procede a llevar a cabo la intervención. Los implantes dentales se anclan al hueso mediante cirugía. Por ello, es necesario el uso de anestesia local. El postoperatorio no es doloroso, pero el paciente sentirá alguna molestia que podrá ser calmada con los medicamentos prescritos por el especialista.

Tanscurrido el tiempo del proceso de osteointegración del implante (alrededor de 3 meses), podrá colocarse la prótesis. En el caso de que haya un rechazo del implante, el odontólogo valorará la posibilidad de recomenzar el proceso.

Para garantizar su éxito necesita la intervención de un equipo multidisciplinar en el que se coordinan diferentes especialistas. Además, es necesario que el paciente se comprometa a cuidar con esmero su higiene dental.

Ventajas de los implantes dentales

• Los implantes dentales son aportan prácticamente la misma sensación que los dientes naturales, por lo que son una opción muy cómoda

• Una vez colocados, el tiempo de duración de los implantes es muy amplio: en el 90% de los casos su vida útil supera los 20-30 años

No es necesario tallar los dientes colindantes para colocar la prótesis, por lo que estos quedan intactos

Se evita la pérdida ósea, ya que el hueso este no pierde su función

• Los implantes dentales se asemejan mucho a un diente normal, por lo que resulta muy sencillo para el paciente mantener una higiene bucodental correcta